lunes, 16 de enero de 2017

Empanadillas de atún (super crujientes)

Suelo elaborar un menú semanal de comidas y cenas porque así me organizo mejor tanto a la hora de ir al super como a la hora de cocinar, pero... siempre hay imprevistos porque se me ha olvidado comprar algo o porque ese día no tengo tiempo para cocinar lo que tenía planificado. Y para esos días siempre tengo básicos en la despensa como las obleas de empanadillas.

En casa a todos nos encantan, antes las hacía de atún, aceitunas,  con una fritada de pimientos y cebolla pero ahora las he simplificado al máximo y están para nuestro gusto mucho mas ricas. Sólo dos ingredientes: atún y huevo cocido. Mas abajo os dejo unos consejos para que queden super crujientes, que para mi es la clave de una buena empanadilla.










INGREDIENTES
obleas de empanadillas
2 latitas de atún al natural o en aceite
3 huevos cocidos
aceite de oliva para freírlas


La elaboración es bastante obvia, asi que os digo como freírlas para que queden crujientes, hojaldradas y con un colorcito espectacular.

La clave está en la temperatura del aceite, para que nos entendamos mejor yo en mi vitrocerámica que tiene hasta 9 de potencia pongo el aceite desde el principio al 6 y de ahí no lo muevo, las hago de cuatro en cuatro ( podían caber perfectamente 6-7).

Otro consejo que creo que es importante es que cuando yo relleno las obleas y formo las empanadillas las coloco en una fuente forrada con papel de horno para que no se peguen, las tapo con otro papel y las meto al frigorífico una o dos horas y el contraste del frío  al freírlas también hace que queden crujientes y hojaldradas.
 
Como las freímos a fuego medio cogen un color perfecto y no se queman con facilidad.
 
 
 
 





A veces también las hago al horno y con otros rellenos, os dejo los enlaces para daros ideas:

Empanadillas de fritada y lomo adobado
Empanadillas de berenjena y bacon


martes, 27 de diciembre de 2016

Tronco de navidad de mascarpone y turrón

Normalmente después de las comidas y cenas navideñas en casa comemos lo dulces típicos ( turrón, polvorones...), pero desde el año pasado me he propuesto hacer otro tipo de postres. Ya hice el tronco de Navidad de chocolate el año pasado, relleno de nata y trufa y éste año me he decantado por éste de mascarpone y turrón de Jijona.

No sabemos con cual quedarnos están los dos buenísimos y aunque las comidas son copiosas en éstos días siempre se queda un huequito para el postre ¿verdad?

Aunque os confieso una cosa,  mi dulce preferido, super preferido de las Navidades, el que se lleva la palma es... el Roscón de Reyes relleno de nata. Me rechifla.










INGREDIENTES
plancha de bizcocho genovés
4 huevos L
120 gr. de azúcar
120 gr. de harina
una cucharadita de esencia de vainilla
una pizca de sal

relleno
250 gr. de mascarpone
3 huevos L
150 gr. de turrón de Jijona
110 gr. de azúcar
50 gr. de leche
4 hojas de gelatina

café para mojar el bizcocho
cacao en polvo y piruletas de chocolate para adornar




Primero hacemos el bizcocho genovés, batimos los huevos con el azúcar, la esencia de vainilla y la sal con la máquina de varillas durante 5 minutos, después añadimos  la harina tamizada y la mezclamos con movimientos  envolventes. Extendemos en la bandeja del horno y la tenemos unos 10 minutos.

Todavía caliente lo enrollamos y lo envolvemos en un trapo limpio. Reservamos. No importa que el bizcocho lo tengamos hecho de el día anterior por ejemplo, mientras lo tengamos perfectamente tapado.

Para el relleno separamos las claras de las yemas y batimos éstas últimas con el azúcar 5 minutos hasta que blanqueen y doblen su volumen.

En un cuenco mezclamos el mascarpone y el turrón

Hidratamos la gelatina en agua fría.

Calentamos unos segundo en el microondas la leche y cuando la gelatina esté hidratada la desleímos en la leche y mezclamos esto con mascarpone y el turrón.

Batimos las claras a punto de nieve.

La mezcla de mascarpone, turrón y leche la unimos a las claras, batiendo lo justo y después añadimos las claras con cuidado de que no se nos bajen.

Mojamos la plancha de bizcocho con café y extendemo una parte del relleno. Lo enrollamos con cuidado y con el resto del relleno lo cubrimos por fuera, yo lo hice sin que quedará liso.

Metemos en la nevera hasta la hora de servir.

Echamos cacao por encima, colocamos las piruletas y a comer!!

 

domingo, 20 de noviembre de 2016

Albóndigas de sepia con salsa de langostinos

¿ No os pasa a veces que cuando veis una receta que os llama la atención tenéis unas ganas irremediables de hacerla?, a mi me pasó esto hace unas semanas con éstas albóndigas de sepia o choco que vi en el blog de mi amiga Nuria "el cuaderno de recetas".
 
 Con las fotos se me hizo la boca agua y no hacía mas que pensar: mañana compro lo que me falta y las comemos y es que Nuria explica muy bien todo, con un montón de fotos del paso a paso y unas historias super graciosas pasaros por su blog y veréis perfectamente explicado como se hacen porque yo casi nunca me acuerdo de hacer fotos de como se van haciendo las cosas y cuando me acuerdo tengo la cocina llena de cosas y no puedo ni hacerlas, ¡que desastre!
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
Quedan riquísimas, jugosas y con un sabor...sólo espero que os entren unas ganas locas de hacerlas como me pasó a mi. De momento os dejo los ingredientes y como se hacen y lo mas rápido posible compráis lo que os falte y las disfrutáis.
 
 
INGREDIENTES
1 sepia
1 diente de ajo
media cebolla
una cucharadita de ralladura de limón
2 huevos
miga de pan
1 hojita de laures
12 langostinos
caldo de cocer las cabezas de los langostinos
un poquito de colorante alimentario
sal
aceite de oliva
harina
 
 
 
 
 
 




Una vez limpia la sepia la cortamos a cuchillo en trocitos muy pequeños.

También picamos finamente el ajo y el perejil. Batimos el huevo y echamos la miga de pan.

Juntamos todo en un bol y añadimos la ralladura de limón y sal. Lo dejamos en la nevera reposar media hora para que coja un poco de consistencia.

Cogemos porciones ayudándonos con una cuchara y pasamos por harina y huevo y las vamos friendo en una sartén con aceite hasta que estén un poquito doradas. Reservamos en una bandeja con papel de cocina para quitar el exceso de aceite.

En una cazuela sofreímos la cebolla cortada en trocitos, cuando esté transparente  añadimos la hoja de laurel, un poco de colorante y el caldo que teníamos de cocer las cabezas de los langostinos.

Cuando empiece a hervir añadimos las albóndigas, las tapamos y a fuego bajo dejamos que se hagan una media hora mas o menos.

En los últimos minutos añadimos al guiso los langostinos, rectificamos de sal y servimos calientes.





domingo, 13 de noviembre de 2016

Garbanzos tostados y especiados

Ésta receta bien la podemos hacer con garbanzos que nos hayan sobrado de un cocido, con garbanzos cocidos de bote o cocerlos nosotros especialmente para hacerlos así. Yo en éste caso he optado por la última, tengo garbanzos caseros muy ricos y tiernos y sería pecado comprar de bote.

Depende de las especias que echéis os quedará un sabor u otro, mas picante, menos, mas oriental o sabores indios.... al gusto de cada uno.

Es una receta sencillita pero sorprenderéis a quien la pruebe, yo he añadido una salsa de yogur porque básicamente me apetecía ese toque ácido, pero podéis prescindir de ella o poner otra.


INGREDIENTES
garbanzos cocidos
espinacas
aceite de oliva
especias al gusto, yo he usado ras el-hanout y pimentón picante
(pero se puede poner: comino, jengibre, ajo en polvo, clavo molido.....lo que queráis)

salsa de yogur:
yogur griego natural
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharada de zumo de limón
un poquitín de sal





 
 
 
 
 
 
Extendemos los garbanzos en una bandeja apta para horno, en un bol echamos las especias que hayamos elegido y un poco de aceite de oliva, el suficiente como para formar una especie de pasta.
 
Impregnamos los garbanzos con esa pasta y metemos al horno a 200º, vamos mirando cada 10 minutos, les damos vueltas con cuidado. Yo los tuve 40 minutos mas o menos, si los queréis mas crujientes pues mas tiempo.
 
Servimos calientes con las espinacas crudas y la salsa.
 
 
 
 
* Es una buena receta para gente que no pueda comer sal por problemas de salud, en éste caso los garbanzos se cuecen en casa con una zanahoria, puerro  y una hojita de laurel. La mezcla de especias les da el sabor que les falta al no tener sal. La salsa de yogur igual pero prescindiendo de la pizca de sal.
 
 

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Pollo sentado con patatas y salsa de cerveza

Éste verano descubrí una fuente de barro redonda con una especie de pincho o pitorro, no se como llamarlo...el caso es que se ponía el pollo de pie y así se asaba. No me apetecía tener mas cacharros en casa y buscando por la red descubrí ésta receta, el pollo se ponía de la misma manera igual y como lo haces con un botellín de cerveza o una lata no tengo que hacer sitio en los armarios de la cocina para guardar otra cosa.
 
Otra cosa que me gustó mucho es que como dejas liquído en el botellín con el calor del horno se evapora o sale no se de que manera que hace que el pollo quede super jugoso, metes dentro lo que mas te guste para aromatizarlo y queda una receta de diez.





 
 
 
 
 
INGREDIENTES
un pollo entero y limpio
un botellín de cerveza
2 dientes de ajos
1/2 limón
unas ramitas de romero
sal
aceite de oliva
patatas
1/2 cebolla
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Lavamos bien las patatas y las partimos en trozos, yo las dejé con la piel, cortamos en juliana la cebolla y lo colocamos todo en le fondo de una fuente de horno, salamos bastante por fuera y por dentro para que no quede soso y echamos un chorrito de aceite y la mitad del botellín de cerveza.
 
Untamos el pollo con un poco de limón y aceite por fuera y por dentro lo que podamos, salamos y lo metemos dentro del botellín de cerveza (que tendrá la mitad del liquido, unos dientes de ajo y unas ramitas de romero)
 
Lo colocamos con cuidado en la fuente de las patatas y lo metemos al horno a 200º, opción ventilador si tenéis, yo lo tuve una hora y media mas o menos.
 
 
 
 
 
 
 
 
Una vez asado se saca del botellín sin mucha dificultad, con un cuchillo se corta donde se juntan las pechugas y sale solo. Queda super jugoso como ya he dicho antes y con un sabor riquísimo gracias a la cerveza, y la guarnición perfecta. Preparad el pan y disfrutad.
 

domingo, 23 de octubre de 2016

Habones de Sanabria con setas

Hace poco me regalaron unos habones sanabreses, y nada mas que me los dieron pensé en hacerlos con boletus, pero como no he podido conseguirlos he optado por usar setas variadas de una empresa zamorana que vende setas ,de la zona de Aliste, congeladas y a muy buen precio: Gabemar.

Así que hoy sin quererlo he hecho una receta entera con productos zamoranos, porque el chorizo también los es ;)





 
 
 
 
 
 
INGREDIENTES
300 gr. de habones de Sanabria
1 trozo de chorizo
1 hueso de jamón
250 gr. de setas variadas
1/2 cebolla
1 cucharadita de pimentón de la Vera
2 dientes de ajo
perejil fresco
una hoja de laurel
aceite de oliva
sal
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En una cazuela ponemos los habones (que tendremos puestos en agua desde la noche anterior), el chorizo, el hueso de jamón y una hoja de laurel y un poco de sal. Cubrimos de agua sin llegar a tapar los habones y ponemos a cocer, cuando lleve cociendo unos minutos añadimos agua fría para detener la cocción, esto lo haremos otra vez mas. (Así las "asustaremos" y quedarán mas tiernas)
 
Dejamos cocer por lo menos dos horas y media, en éste punto probamos los habones. Todavía les quedará una media hora o así.
 
En una sartén con un poco de aceite sofreímos la cebolla partida en trocitos pequeños, añadimos el pimentón y añadimos a la cazuela de los habones.
 
En esa misma sartén con un poco mas de aceite hacemos las setas, como las mías eran congeladas hay que dejar que se evapore todo el agua, aunque éstas tampoco sueltan mucha. Cuando ya casi estén echamos un majado con el ajo y perejil.
 
Cuando ya veamos que a los habones les quedan unos minutos mezclamos las setas con los habones y los dejamos cocer juntos unos minutos. Rectificamos de sal si hiciera falta.
 
 
 
 
 
 
 
 

miércoles, 19 de octubre de 2016

Natillas con aceite de oliva y crema de mango

Reconozco que no es un postre que haga mucho en casa, pero vi una receta en una revista y la verdad es que me dio envidia. Me gusta usar aceite de oliva en postres, no esperas que lo lleve y el toque es fantástico, en éstas  natillas queda muy bien, muy suaves.

Cuanto mejor sea el aceite que utilicemos mejor quedarán, yo he optado por tirar de la tierra con aceite  Douroliva, de Fermoselle (Zamora).
 
No me apetecía echar canela ya que puse vainilla al cocer la leche y como tenía mangos en casa los aproveché, la combinación es....lo más.





 
 
 
 
 
INGREDIENTES
1 l. de leche entera
unos trozos de cáscara de limón
unos trozos de cáscara de naranja
un trocito de vaina de vainilla
120 gr. de azúcar
4 yemas de huevo
65 gr. de maicena
3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra Douroliva
1 mango
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
-Calentar la leche sin que llegue a hervir con las cáscaras de limón, naranja y la vainilla.
 
- En un bol batimos las yemas con el aceite y el azúcar.
 
- En un poquito de leche desleímos la maicena y la incorporamos a la mezcla de las yemas. Batimos todo junto.
 
- Añadimos la mezcla a la leche que tendremos a fuego bajo, removemos bien hasta que espese y cocemos 2-3 minutos. Separamos del fuego y reservamos.
 
- Pelamos el mango y lo trituramos.
 
- En el fondo de los vasitos ponemos el puré de mango y con cuidado encima las natillas.
 
- Refrigeramos varias horas antes de servir.
 
 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...