domingo, 14 de diciembre de 2014

LASAÑA DE PISTO, JAMÓN COCIDO Y QUESO

Que ricas las lasañas ¿verdad?, a mi por lo menos me encantan, admiten todos los ingredientes y son una buena manera de esconder ciertas "cosas" que  los niños y algunos mayores se resisten a comer.

En éste caso era la verdura, bien escondidita entre capas de pasta, queso, jamón... y si creéis que aun así la van a encontrar, pues una vez hecho el pisto lo pasáis por la batidora y ya tenéis la salsa de tomate para la lasaña bien cargadita de ingredientes que se comerán sin decir ni mu.









INGREDIENTES
1 cebolla
1 pimiento verde italiano
1 pimiento rojo italiano
1 calabacín
1 lata de tomate triturado
aceite
sal
hierbas aromáticas (opcional)
jamón cocido 
queso en lonchas que funda bien
placas de lasaña
mozzarella rallada
emmental rallado










Lo primero que hacemos es el pisto. En una sartén grande (me gusta hacerlo en sartén) echamos aceite, unas 4 cucharadas y cuando esté caliente añadimos todas las verduras partidas en trocitos menos el tomate. Dejamos que se hagan primero a fuego un poco fuerte, unos siete-ocho minutos y luego lo bajamos a fuego medio, siempre vigilando y dando de vez en cuando vueltas. Salamos.

Cuando tengamos hechas las verduras las ponemos en un bol y en la misma sartén con un poco mas de aceite echamos el tomate triturado, con sal, un poco de azúcar y hierbas aromáticas (yo tengo una mezcla del mercadona) cuando lo tengamos en su punto, unos 10 minutos volcamos las verduras que antes habíamos hecho, lo mezclamos y lo dejamos unos minutos mas todo junto en el fuego.

Cocemos las placas de lasaña como nos indique la caja y montamos la lasaña. Primero placas de lasaña, luego pisto, jamón cocido y queso, así sucesivamente. Terminamos con pisto y ponemos por encima los quesos rallados (que podéis variarlos a vuestro gusto).

La gratinamos en el horno y ya la podemos servir. 


martes, 9 de diciembre de 2014

BIZCOCHO CON VINO ESPECIADO ALEMÁN (GLÜHWEIN)

No tenía previsto publicar hoy, ni tampoco hacer un bizcocho pero al ver en varios blogs que participaban en un concurso que organizan Tulipán y pequerecetas, llamado "concurso de bizcochos con Tulipán"  he tenido un impulso (y muchas ganas de ganar el premio) y aquí está mi bizcocho.


También tengo que reconocer que he estado a punto de no hacerlo porque por la tarde me he dado cuenta que el plazo termina hoy, tantos días de fiesta me han trastornado. No me gusta nada de nada hacer las fotos de noche, (ésta es la única un poco decente que he podido sacar),  no tengo equipo para ello y no me suele gustar como quedan, pero el bizcocho estaba tan bueno, con ese sabor tan increíble y especial que me tiro a la piscina.











Queda muy jugoso, y con un olor en toda la casa....por un momento me he transportado a Alemania, a esos mercadillos, con la nieve, en esas ciudades tan bonitas.

El glühwein o vino caliente especiado lo podemos hacer en casa en ratito como yo lo he preparado, es muy intenso y oloroso, siempre me había echado para atrás lo de que se tome caliente pero los sabores ganan muchísimo.

INGREDIENTES
Para el "glühwein"
750 ml. de vino tinto
4-5 clavos
2 ramas de canela
2 hojas de laurel
la piel de 1 naranja y 1 limón
80 gr. de azúcar
1/2 cucharadita de jengibre

Para el bizcocho
125 ml. de "glühwein"
80 gr. de Tulipán
2 huevos L
100 gr. de azúcar moreno
1 cucharadita de canela
50 gr. de chocolate negro rallado
150 gr. de harina 
1 cucharada de cacao en polvo Valor
1 sobre de levadura


Primero hacemos el glühwein, porque lo utilizaremos templado. Para ello ponemos en una cazuela todos los ingredientes menos el azúcar, lo calentamos a fuego medio-bajo, para que infusione, no tiene que hervir, lo tendremos una hora, luego añadimos el azúcar y le damos vueltas para que se disuelva. Colamos y reservamos.

Precalentamos el horno a 180º calor arriba  y abajo. En un bol ponemos todos los ingredientes secos tamizados: la harina, el cacao, la levadura y la canela. En otro bol mezclamos con unas varillas la margarina Tulipán líquida (la metemos 20 segundos al microondas) y el azúcar, luego añadimos el glühwein y los huevos, batimos todo bien.

Echamos la mezcla de harina y la integramos bien con una espátula, por último el chocolate rallado. Volcamos todo en un recipiente de plum cake que habremos untado previamente con margarina y un poco de harina y lo metemos en el horno 35-40 minutos o hasta que pinchemos con un palillo y salga seco.

Para acompañar, he hecho una crema de mantequilla y queso con el vino especiado, queda con un color muy bonito. Mezclamos dos cucharadas de queso crema con una de margarina tulipán, 1 cucharada de azúcar glass y 1 cucharada de vino especiado, batimos bien y listo.




lunes, 8 de diciembre de 2014

GALLETAS ESPECIADAS CON TÉ Y CÍTRICOS

He tardado bastante en cogerle el truquillo a éste tipo de galletas o pastas, normalmente las dejaba hornear demasiado, siempre me parecía que quedaban blandas y sin hacer del todo, asi que decía "unos minutillos mas no le vendrán mal", peeero si les venían mal, mas bien fatal. En vez de pastitas parecían piedritas.

Con ésto quiero decir  que las cosas a veces no salen a la primera, yo de todas maneras soy mas de cocinar salado, creo que se me da mejor e incluso me atrevo a inventar recetas casi siempre con buen resultado, me imagino como puede quedar un ingrediente con otro y me arriesgo. Pero con el dulce no se puede innovar, hay que seguir las recetas al pie de la letra o saber muchísimo de pastelería como para hacer nuestras propias mezclas.









Como estoy muy contenta con el resultado, son rápidas de hacer y muy agradecidas, tanto  para tomar en casa, como para hacer un detallito a alguién, os dejo la receta porque no os defraudarán eso si, no hacer como yo y seguirlo todo al pie de la letra ;) 

Como os podéis imaginar  la receta de hoy no me la he inventado yo, la he sacado del blog Rico sin azúcar. Fue verlas y hacerlas.








INGREDIENTES
110 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo M
250 gr. de harina
120 gr. de azúcar
1/2 cucharadita de ralladura de limón y naranja
1 cucharadita y 1/2 de té, en mi caso una mezcla de tés que se llama "shiva tea"









En un bol amplio batimos con la batidora de varillas la mantequilla, el huevo y el azúcar hasta que esté todo bien mezclado.

Incorporamos las ralladuras y el té, después vamos añadiendo la harina mientras seguimos batiendo.

Llegará un momento en el que ya no podremos batir mas porque estará muy espesa, asi que damos vueltas con una cuchara hasta integrarlo todo bien. Terminamos amasando con las manos y formamos una bola.

Dividimos en dos la bola, las envolvemos en film y metemos a la nevera como mínimo una hora.

Estiramos la masa entre dos papeles sulfurizados, la dejaremos con un grosor de apróximadamente 5 mm. Con ayuda de un cortapastas hacemos las galletas, las colocamos en la bandeja del horno cubierta con papel sulfurizado.

Encendemos el horno a 170º y mientras se calienta metemos la bandeja a la nevera, asi las galletas no perderán su forma cuando estén en el horno.

Las tenemos 10-12 minutos, depende de cada horno, los bordes tienen que estar un poco doraditos pero por el centro deben de estar blanditas, cuando enfríen quedarán perfectas.

Con las cantidades que os he dado salen mas o menos 35-38 galletas, todo depende también del molde que uséis.










La fuente con motivos azules que sale en las fotos era de la abuela de mi abuela Justina, ella ahora tiene 96 años, me la regaló hace unos años y para mi es como un tesoro. Tiene algún desconchón , pero por lo demás está perfecta.



domingo, 30 de noviembre de 2014

PASTEL DE MERLUZA AL MARTINI

Siempre suelo hacer la misma receta de pastel de merluza y tenía ganas de cambiar, así que buceando por la red descubrí éste de El Comidista y la tiene publicada en su blog en El País.

Me llamó mucho la atención por el Martini, me imaginé el sabor y el aroma que tenía que dar. Queda un pastel con una textura muy muy suave, una delicia.

En la receta original lo acompañaban de salsa tartara, el sabor de los encurtidos le va genial, pero a los niños no les va mucho, asi que hice una mayonesa normal y para nosotros unos pepinillos picados para acompañar, y es todo un acierto.











INGREDIENTES ( he variado la receta original un poco a mi gusto)
150 gr. de cebolla
400 gr. de merluza, limpia de piel y espinas
8 langostinos
80 ml. de martini blanco
300 ml. de leche
200 ml. de leche evaporada ( podéis usar nata, pero con la leche evaporada eliminamos grasa)
5 huevos
4-5 cucharadas de aceite de oliva
sal

mayonesa (casera a ser posible)
pepinillos











En una sartén calentamos el aceite de oliva y pochamos la cebolla, cuando esté un poco doradita añadimos la merluza en trocitos y los langostinos, salamos y dejamos que se hagan un poco, echamos el martini y dejamos evaporar. Añadimos la leche y la nata y cuando empiece a hervir retiramos.

Pasamos la preparación a un bol amplio, echamos los huevos, probamos de sal y lo batimos todo. Lo vertemos en un molde de plum cake, que habremos untado con mantequilla y lo metemos al horno precalentado a 180º al baño maría, mas o menos 50 minutos.

Dejamos enfríar un poco antes de desmoldar, luego lo metemos a la nevera hasta la hora de servir, que acompañaremos con la mayonesa y los pepinillos.


Un entrante perfecto para Navidad, colocado sobre pan tostado untada en mayonesa, con los pepinillos por encima, ummmm.






domingo, 23 de noviembre de 2014

SAVARIN DE PIÑA COLADA Y MASCARPONE

El savarin es un clásico de la repostería francesa, su origen se remonta al s.XVII , pero es en el s.XIX cuando se le pone el nombre que actualmente tiene en honor a Brillat-Savarin autor de La filosofía del gusto, el primer tratado de gastronomía.

Aunque en apariencia pueda parecer un bizcocho en realidad es una masa con levadura, como una especie de brioche. Se emborracha con un almíbar que contenga  algún licor (normalmente ron). Y el centro se rellena con chantilly y frutas. Yo en vez de chantilly he puesto una crema de mascarpone.

Éste molde no es el original para hacer el savarin, que es un molde de corona liso, pero yo he querido utilizar mi molde de silicona modelo armony de Silikomart, me parece muy bonito y todos los bizcochos que he hecho quedan perfectos, así que el savarin no iba a ser menos.











INGREDIENTES
Para el savarin:
350 gr. de harina de fuerza
1 cucharadita de sal fina
1 cucharadita de azúcar
3 huevos
60 ml. de zumo de piña
20 ml. de ron
25 gr. de levadura fresca
50 gr. de mantequilla derretida

Para el almíbar:
120 ml. de zumo de piña
150 ml. de agua
150 gr. de azúcar
4 cucharadas de ron
cascara de limón y de naranja

Para la crema de mascarpone:
250 gr. de mascarpone
100 ml. de nata para comprar
2 cucharadas de azúcar glas














Mezclamos en un bol grande la harina, la sal y el azúcar, hacemos una especie de volcán.

Templamos el zumo de piña, añadimos la levadura deshaciéndola con los dedos y mezclamos bien.

Añadimos los huevos y el liquido anterior al bol de la harina, mezclamos con una cuchara de madera.

Luego echamos la mantequilla ablandada y amasamos bien con las manos hasta tener una masa fina y elástica.

Formamos una bola, la ponemos en un bol, tapamos y dejamos reposar en un sitio cálido, por lo menos una hora.

Después colocamos la masa en el molde y dejamos de nuevo reposar hasta que la masa crezca y llene el molde.

Precalentamos el horno a 190º, introducimos el molde. Yo en mi horno con el ventilador lo he tenido 20 minutos.

Desmoldamos caliente y enfriamos en una rejilla.

Mientras tanto hacemos el almíbar, cociendo todo unos minutos 9-10 hasta que se forme un almíbar ligero.

En cuanto lo tengamos emborrachamos  el savarin, con un pincel, una cuchara..., vamos echando el líquido, recogemos lo que caiga  y lo volvemos a echar hasta que lo admita todo.











Para hacer la crema de mascarpone es importante que tanto el queso como la nata estén bien fríos. En un bol, echamos el mascarpone, la nata y el azúcar glass. Batimos con las varillas eléctricas hasta que monte totalmente, si nos gusta mas dulce podemos añadir  mas azúcar.

Echamos la crema de mascarpone en el centro del savarin y adornamos con frutas al gusto.


CONSEJOS:
-La masa al principio es algo pegajosa, tener la harina cerca para echaros un poco en las manos, pero enseguida se volverá fina y elástica.

-Yo no tenía mucho tiempo y el tiempo de levado de las masas la tuve que hacer mas rápido, así que encendí el horno al mínimo y la metí las dos veces y subió rápido y perfectamente.

-Si no tenéis la opción ventilador en vuestro horno, poner calor arriba y abajo y con la misma temperatura de 190º tenerlo unos 25-30 minutos, pero vigilando porque se puede tostar un poco la parte de arriba, si es así poner papel de aluminio por encima.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

PASTEL GRATINADO DE ESPINACAS Y SALMÓN

Vistoso, contundente y muy rico, asi es éste pastel gratinado. Nosotros lo hemos comido de plato único con una ensalada. Está hecho con tortillas mejicanas, y la mezcla del salmón y las espinacas es buenísima.

Queda perfecto si viene alguien a casa y quieres sorprender, o incluso para una comida de Navidad, que ya hay que ir pensando...








INGREDIENTES
Tortillas mejicanas Santa María
bechamel
espinacas
salmón limpio, sin piel ni espinas
queso emmental
queso mozarella


Para que quede mas bonito y sea mas fácil para nosotros trabajar, he usado un molde desmontable, asi quedan todos los bordes iguales y no se nos sale nada de relleno.

Primero hacemos la bechamel, calentamos dos cucharadas de aceite de oliva, añadimos 2 cucharadas de harina, la tostamos un poco y echamos la leche, la necesitamos un poquito espesa, sal y ya la tenemos lista.

Separamos tres cucharadas de la bechamel y al resto le añadimos las espinacas frescas bien picadas, las dejamos cocer en la bechamel 2 minutos dando vueltas para que no se pegue.

El lomo de salmón lo partimos en tiras, y en una sartén sin nada de aceite, ya suelta el salmón, lo hacemos desmigandolo mientras se cocina, salpimentamos.

Ponemos la primera tortilla en la base del molde, extendemos con una cuchara la bechamel con las espinacas, luego salmón, una tortilla por encima, apretamos un poco y seguimos asi hasta terminar con todo nuestro rellenos. La última capa será de tortilla.

Tapamos esa última capa con la bechamel que habíamos reservado, ponemos los dos tipos de queso rallado. Desmoldamos con cuidado y gratinamos en el horno.





Las torllitas que he utilizado venían en mi caja degustabox de éste mes, cargadita como siempre de cosas ricas. Con éste código  BRMNT, el precio final de la caja será de 9.99 euros en vez de 14, 99 que es su precio habitual.

Podéis ver mas cosas en su página de Facebook y en Twitter

miércoles, 5 de noviembre de 2014

GALLETAS DE SPECULOOS Y CHOCOLATE NEGRO (tipo petit ecolier)

Deliciosas, si, creo que es la palabra adecuada para describir éstas galletas de speculoos y chocolate negro. La mezcla de los dos sabores es increíble, y además quedan preciosas. A mi,  y como veréis por las fotos, también a Miguel,  desde luego nos parecen irresistibles.








Son muy fáciles de hacer con los moldes de silicona que me mandaron hace poquito desde Silikomart, en un rato estaban hechas las galletas y las chocolatinas, si tenéis posibilidad de adquirir los moldes les daréis mucho uso, yo desde luego tengo muchas mas recetas en mente, pero de momento os dejo la receta de las galletas de speculoos.


INGREDIENTES
250 gr. de harina
150 gr. de mantequilla en cubitos (que esté bien fría)
140 gr. de azúcar moreno
1 cucharadita de bicarbonato
1 y 1/2 cucharadita de especias para speculoos
4 cucharadas de leche
(si no tenéis especias para speculoos podéis utilizar una mezcla de canela, clavo y jengibre en polvo)
chocolate negro especial postres









Mezclamos la harina, el bicarbonato, el azúcar y las especias en un bol amplio. Añadimos la mantequilla en cubitos y la leche. Amasamos hasta obtener una masa homogénea. Hacemos una bola, la tapamos con un film y la dejamos 5 minutos en el frigorífico.

Sacamos la masa y la estiramos entre dos papeles de hornear hasta que tenga mas o menos 0,5 cm. de grosor. Metemos en el frigorífico toda la noche, así la masa cogerá todo el sabor a las especias.

Al día siguiente sacamos la masa, quitamos el papel de encima y con la ayuda del cortador de galletas que viene en el kit de los moldes de silicona hacemos las galletas. Las ponemos en una bandeja de horno y mientras se nos precalienta a 170º las volvemos meter al frío. (Para que no se quite la forma)








Las metemos al horno mas o menos 12-13 minutos, al sacarlas seguirán un poco blandas pero al enfriar cogen la textura perfecta. Reservamos en una rejilla.

Derretimos el chocolate al microondas, en tandas de 30 segundos en 30 segundos para que no se nos queme. Cuando lo tengamos derretido rellenamos con cuidado los moldes de silicona y los metemos a la nevera unas dos horas. Desmoldamos con cuidado las chocolatinas y las pegamos a las galletas con un poco de chocolate fundido. Ya tenemos listas nuestras galletas con chocolate.










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...